ideas erróneas sobre el aprendizaje de lenguas, 1

encontrado en Unsplash, de Lily Lvnatikk

En una página suiza dedicada a temas de formación y currículum he encontrado una serie de artículos con las típicas ideas erróneas sobre el aprendizaje de idiomas que suelen explicar el fracaso en la tarea de aprender un idioma.

Error nº 1: Cuantos más libros y métodos de aprendizaje adquieres, más rápido aprendes una lengua

La primera de ellas está relacionada con el consumismo moderno, y la compra compulsiva de libros de idiomas. El autor habla de tres etapas que conducen desde la decisión de aprender una lengua a la compra compulsiva de métodos y materiales didácticos: primero decides aprender una lengua, luego te pones en camino para comprar material, y al final acabas comprando compulsivamente, por el mero placer de adquirirlo.

Dice el autor que subyacen tres errores. El primeroes que cuanto más, mejor. Y acabas comprando más libros de los que jamás estudiarás. Luego está la cuestión del diseño y el marketing, los métodos modernos tienen atractivos diseños y prometen de todo, cuando los métodos de toda la vida a veces son más efectivos. Y por último la falsa sensación de haber invertido mucha energía en el aprendizaje de la nueva lengua, cuando en realidad esa energía se ha dedicado simplemente a consumir y comprar.

Alternativas a las compras compulsivas y la adquisición obsesiva de material didáctico

El autor propone diversas alternativas. Quédate con un solo libro de texto, y trabájalo desde el principio al final. No compres otro hasta que no haya acabado con él. Aprovecha las bibliotecas públicas para examinar los diversos libros de idiomas que tienen, y aprovecha los préstamos para echarles un vistazo a fondo. Pregunta entre tus familiares y amigos, es más que probable que ellos alguna vez intentaran aprender un idioma y tengan libros que no usan, o igual aprendieron ya la lengua extranjera y no necesitan ya sus viejos libros de texto.

Otra alternativa es Internet. Está lleno de cientos de páginas dedicadas a idiomas extranjeros: ejercicios, cursos y métodos, material auxiliar, etc. Incluso puedes construirte su propio curso de idiomas, con ayuda de artículos de periódicos y revistas, diccionarios y materiales diversos.

La conclusión es que el estudio activo es más efectivo que las compras activas.

 

About the Author Marga

Marga Vidal Hammer, profesora de alemán desde 1982, traductora freelance desde 1995. Con experiencia dando clases de alemán en academias (Centro Alemán de Valencia, Inlingua, Crown), en empresas, a grupos pequeños, a profesionales (investigadores, médicos, enfermeras, directivos), colegiales, amas de casa y jubilados. Bilingüe, domina el inglés, se defiende en francés e italiano, y con nociones de neerlandés y euskera.

Leave a Comment: