Aprender un idioma es una tarea personal e intransferible, aquí encontrarás ayudas para sacarle más provecho a tu tiempo, a tu dinero y a tu ilusión.

Internet nos ha traído el mundo a casa, y ya no es necesario irte a Alemania, o a Austria, o a Suiza, para sumergirte en un entorno germanoparlante.

Los vídeos, la tele o la radio por Internet, te los traen a casa, o a cualquier sitio en el que te encuentres. Bastan un PC o un móvil.

Si vives en un sitio por el que pasan muchos extranjeros, visitantes o residentes, tienes una magnífica oportunidad de practicar tu alemán. Pero si no es así, tampoco es grave.

Las redes sociales están llenas de gente que estudia idiomas, también alemanes que estudian español y están interesados en intercambios con españoles.

Un programa adecuado a tus recursos y necesidades. Quizá no necesites trabajar con igual dedicación las cuatro habilidades básicas: comprender textos, escribir textos, comprensión oral y expresión oral

Te facilitarán aprender frases, vocabulario, gramática, para que a la hora de lanzarte a hablar cuentes con elementos suficientes para sentirte medianamente cómoda o cómodo

Podrás poner en práctica el alemán que vayas aprendiendo, e ir mejorando tu dominio del idioma alemán, tanto de comprensión como de comunicación

Este sitio está dedicado en primer lugar a todos aquellos que desean lanzarse a hablar o mejorar sus habilidades verbales: la comprensión oral y la expresión verbal

Hoy día ya no es tan necesario acudir a una escuela o academia para aprender un idioma como el alemán. Por una parte la oferta de plazas para estudiar alemán no es tan grande como para el inglés, y suele haber escasez, tanto en las escuelas de idiomas como en sitios oficiales tipo Goethe Institut.

Aun así, la tasa de abandono suele ser importante en el alemán. En parte tiene que ver con la metodología de la enseñanza del alemán, como comento en esta entrada. En parte también tiene que ver con la falta de tradición de aprendizaje de idiomas que hay en España.

En España, en la enseñanza reglada el nivel del idioma extranjero de los alumnos al final de la secundaria suele ser bajísimo, si no lo han completado con academias o profesores particulares. En general no se aprenden técnicas de estudio de lenguas extranjeras.

Con lo cual los alumnos suelen aceptar que el fracaso se debe a ellos mismos, en lugar de atribuirlo a la falta de método de estudio y a una enseñanza demasiado volcada en la gramática y los ejercicios. Y sin embargo, con un “cambio de chip” mucha gente consigue alcanzar un buen nivel en un idioma extranjero, eso sí, hay que querer.

Pero estás de suerte, porque el alemán es una lengua para la cual existe en internet una amplia oferta de recursos, incluida clases y tutorías online. De modo que, incluso, cualquier persona puede aprender alemán por su cuenta, si se organiza bien y tiene un buen programa de trabajo.

Poca gente tiene a su disposición un nativo, preferiblemente bilingüe, que le oriente y le aconseje, y le proporcione suficientes ocasiones de practicar. Pero se puede contratar un profesor o un tutor por horas para diseñar el programa y llevar un seguimiento, y se puede contratar a un tutor o buscar un intercambio con estudiantes germanoparlantes  de español.

La diferencia entre un profesor y un tutor suele ser de titulación, y a veces un tutor con experiencia puede proporcionar mejor apoyo que un profesor recién cualificado y con poca experiencia.  En la página de Recursos puedes encontrar una serie de sitios que ofrecen intercambios o profesores y tutores.