Si vas a aprender por tu cuenta

Si quieres aprender alemán y has decidido no matricularte en un curso deberás  diseñar o buscar un programa, por ti mismo o con ayuda de un profesor, un tutor o alguien que te oriente.

Si no te vas a matricular, pero estuviste matriculado o matriculada anteriormente, seguramente no necesites con tanta urgencia un programa, puede que tengas suficiente con contar ocasionalmente con un profesor o tutor, o simplemente consultar alguna gramática.

Esta entrada (este post) está dedicada a quien quiere aprender alemán desde cero, es decir, un principiante auténtico

Antes que nada debes definir tus objetivos. Este blog te ayudará en la parte más práctica: la de hablar y la de entender, pero justamente en alemán es importante que al principio te familiarices también con los aspectos más “estructurales” de la lengua.

Porque el alemán es una lengua con una lógica interna muy fuerte (aunque su gramática pueda resultar marciana para un hispanoparlante).

En primer lugar debes considerar si tienes algún plazo para alcanzar un determinado nivel de alemán. Cuanto más corto sea el plazo, más recursos deberás invertir, entendiendo por recursos el tiempo y el dinero.

Hay muchas formas de definir el nivel

  • si a corto plazo tienes que irte y vas a tener que valerte solo para todo, necesitarás un nivel de supervivencia y quizá tengas que sacrificar algo de “perfección”;
  • si no piensas escribir en alemán más que cuatro notas de urgencia, la ortografía no será tan importante o necesaria, y necesitarás dedicarle poco tiempo
  • si quieres presentarte a exámenes oficiales, deberás dominar el vocabulario de los temarios, aunque no te interese mucho, y desde luego deberás trabajar mucho la ortografía y la gramática “fina”.

También deberás decidir un programa, una secuencia

La forma más sencilla es seguir un libro de texto o un programa en Internet.

Es probable que en tu ciudad haya librerías que vendan libros de texto de alemán, y si hay una Escuela Oficial de Idiomas, seguramente vendan también el que usan o han usado.  Ojéalo,  pero no tengas prisa. Busca referencias, si no te convence. Siempre puedes comprar un libro de texto por Internet.

Compra el que más te guste después de ojearlos, y también el glosario bilingüe, si lo lleva, así como el material audiovisual que pueda incluir. No así el libro de ejercicios, si lo lleva. Salvo que te guste hacer ejercicios.

Personalmente no conozco ningún libro de texto de alemán  editado en España o publicado en español  que te pueda recomendar. Eso no quiere decir que no exista.

Pero la mayoría son libros  editados en Alemania e íntegramente en alemán.  Eso es una desventaja para estudiar por tu cuenta, pero no insalvable, desde luego.

También puedes dejar la elección del libro de texto para más adelante, si decides contratar un profesor particular.  Quizá él o ella te recomienden uno, o si tienen mucha experiencia dando clases, prefieran no usar ninguno en particular.

Muchas de las nuevas plataformas de idiomas online  ofrecen cursos de pago o gratuitos, como por ejemplo Babbel o busuu. Deutsche Welle ofrece también uno gratuito, Deutsch Interaktiv, pero con vocabulario y explicaciones en inglés. Si sabes inglés, también puede ser una opción interesante.

Y si ese tipo de cursos se te resiste, también puedes usar un curso llamado Audiotrainer, que sí es bilingüe, y también te lo puedes descargar desde la página de Deutsche Welle, también hay algunos más.

Un consejo importante: si estás pensando en suscribirte a una plataforma de pago y ofrecen un período de prueba gratis, no te suscribas hasta que no estés decidido o decidida de verdad a empezar, porque si no, pasarán los días y se acabará el período de prueba y no habrás tenido ocasión de valorar si realmente es adecuado o no para tí.

¿Y con eso basta?

No, para nada, el libro de texto o el programa son una especie de brújula para no perderte y seguir un rumbo más o menos consolidado, pero no son ni deben ser la Biblia, salvo en un supuesto: que quieras presentarte a un examen de nivel.

Te presentaré diversos recursos para la parte de estudio: del vocabulario y de la gramática, así como para ir construyéndote tu repertorio activo de frases y “componentes”.

El que estudies por tu cuenta no significa que tengas que hacerlo solo, de hecho te recomiendo recurrir a un profesor o tutor, o a un traductor/a o a un nativo bilingüe con sensibilidad lingüística, y a nativos, para practicar.

En este blog te iré presentando testimonios de gente comentando cómo han aprendido alemán, qué ha funcionado y qué no.

El aprender un primer idioma extranjero, salvo que lo hayamos aprendido de niños sin “estudiarlo” suele ser lo más difícil, porque realmente tenemos que aprender a automatizar la comunicación en otra lengua que no es la nuestra, y es un hábito extraño, la primera vez.

Si aún no sabes alemán, y has decidido aprender por tu cuenta, te invito a responder a unas preguntas y así podré ayudarte mejor.

Ir a la encuesta

 

About the Author Marga

Marga Vidal Hammer, profesora de alemán desde 1982, traductora freelance desde 1995. Con experiencia dando clases de alemán en academias (Centro Alemán de Valencia, Inlingua, Crown), en empresas, a grupos pequeños, a profesionales (investigadores, médicos, enfermeras, directivos), colegiales, amas de casa y jubilados. Bilingüe, domina el inglés, se defiende en francés e italiano, y con nociones de neerlandés y euskera.

Leave a Comment: